2-

19 Mar

– Fotografías –

Es de mañana,

el olor a pomelo exprimido recién contra su voluntad,

dos medialunas;

tres de manteca y un cortado mitad y mitad,

un monje franciscano; un entrajado con sandalias;

sabes que es de mañana por el olor ácido en tus mejillas del pomelo exprimido con un hielo que quiebra sus partes en contacto con los gajos.

sabes que de día, sabés que sos vos el que desayuna.

El personaje de alado se engulle dos cañoncitos de membrillo y batata y, un café con azúcar colmado que cae del tarro,

dave brubeck te saluda con su música y su piano, dos sonidos de mañana.

Y el café con leche que mengua en el pocillo esférico en el que te lo sirvieron.

El monje franciscano en la city porteña como yo 10 00 de la mañana desayunando, por segunda vez 2 horas después, dos días después.

– pibe estos trajes caminan y vos y yo tomándonos nuestro café, solos ésta mañana esperando la plegaria y juan domingo salió al patio a despertar a las palomas,

dice el señor bonachón enfrentado en su butaca. – qué haces acá a esta hora del día,

– vengo a trabajar, tengo este billete de 100 pesos viejos de moneda legal y los tengo que cambiar. donde abre una caja y el sonido de la caja registradora y los billetes duros y sólidos que salen desdoblados del fundero de alcancía metálica.

– leé el diario hoy es lunes, hoy se trabaja y el banco abre a las 9 00 de la mañana, pero hoy vos vas a hablar conmigo; no vas a caminar y sonreír. Sólo yo te estoy hablando y mejor acostúmbrate.- mientras corría con su dedo relamido y percudido las hojas del diario matinal.

– pero tengo que cambiar éste billete y no tengo que caminar y escuchar. Dos días de perorata y duhalde se quiere presentar a presidente.

– y, pibe vos sabés como son estos canallas que contraje caminan,

vos acá mové los ojos y los descubrís salvo el monje franciscano – qué de rabillo lo pispió – los otros no caminan buscando a díos; sino que comen, respiran y dealmuerzan billetes como el que tenes en el bolsillo. El que tenés que cambiar, vos cómo te llamas?.

– Ignacio – con las manos en el bolsillo, sintiendo el billete de 100 pesos como se cruzaba con los dedos,

– ah…

ah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: