8-

4 Abr

– la plaza –

 

 

Y se alejaron hasta desaparecer entre las estatuas de mármol blanco

cagadas por las palomas,

esas que cerraban la plaza y todos lados,

esas que estaban en todos lados duras, inmóviles y blancas para ella.

 

 

 

Cuáles eran las verdaderas estatuas en esa plaza,

NINON, que miraba detenidamente sus ojos perdidos en el pasto y las hojas de los árboles

moviéndose arrastradas por el viento,

cuando las únicas lagrimas que caían eran las del príncipe feliz,

que sus monedas rebalsaban el pequeño estanque,

sus manos se deslizaban por su cara pintada corriendo la pintura,

la señora del banco con la falda llena de migajas de galleta,

y sus ojos llenos de años, jugaban las palomas a su alrededor.

 

 

 

 

Cuáles eran las verdaderas estatuas,

que inmóviles de mármol caían de sus plataformas y se iban a sus casas,

con sus bolsillos llenos de monedas.

 

venus de milo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: