16-

17 May

– bagels –

La masa.

 

Como toda buena historia comienza en un lugar apartado

con un poco de cuento y un poco de cultura

allá a lo lejos en un lugar alejado

acá cerca en las manos de uno,

entremezclando tradición e innovación con un poco de esto:

Aceite de girasol en cantidad necesaria como diría la babele. (120 ml.)

Azúcar, con suficientes cuatro cucharadas de té. (20g.)

Ahora lo más importante, Harina un kilo.

Un huevo y

un huevo batido.

Un poco de leche tibia en su justa proporción (500cc.)

con casi medio paquete de levadura. (20g.)

Y que sería todo sin una pizca de sal.

 

Aquí comienza la historia.

 

En un lugar como Polonia actual, remontándonos hasta el 1600 en Cracovia

un regalo fue dado para la madre del recién nacido,

un nutriente para ellos,

una unión

en algún lugar alejado del gueto.

 

Como toda historia algunos la contradicen

diciendo contradiciendo

que recuerdan la victoria de una batalla contra los turcos y su tamgha luna creciente.

Una nueva unión demoledora de batalla.

 

Preparación

de un nuevo capítulo.

 

En el que comenzamos preparando un tazón con leche tibia y levadura

azúcar de alimento. (Preparar leche tibia con levadura y una cucharada de azúcar para activar la levadura.)

Una conjunción de elementos. (Mezclar en bowl harina, huevo, aceite, sal, leche tibia previamente mezclada con la levadura.)

Un trabajo de energía. (Mezclar hasta formar una masa.)

Otro trabajo de energía. (Dejar levar bajo un paño de tela un rato, dejando a un lado la ciencia de la exactitud.)

 

Segundo capítulo,

un nuevo momento en el cual

las manos comienzan con una nueva sinfonía.

Armas que cortan y envuelven sobre sí, sobre un mismo eje que gira concéntrico. (Cortar un pedazo del tamaño de la palma de la mano y dar forma.)

 

Segundo respiro

un trabajo de energía. (Dejar levar cinco minutos con un paño tapando.)

 

Tercer capítulo,

aparte.

 

Simple,

sintético,

simple en preparación.(Tener preparada una bandeja de horno aceitada, tener preparada una olla grande con agua hirviendo.)

 

Cuarto capítulo,

la magia de la tecnología más antigua

agua,

fuego.(Tirar la masa con la forma ya preparada en el agua hasta que suba en aproximadamente un minuto. Retirar los bagels del agua y poner en la bandeja de horno. Pintar los bagels con huevo batido y espolvorearlos con semillas de sésamo, amapola, sal marina, etcétera.)

 

Quinto capítulo,

final. (Horno precalentado a 180° horno medio y poner la bandeja con los bagels en el horno durante quince a veinte minutos o hasta dorar por fuera.)

 

Comer.

 

Excelente video de música klezmer de una banda que se llama Moishe´s Bagels:

 

Una respuesta to “16-”

  1. danushKa mayo 23, 2007 a 2:45 am #

    Un muy buen ejemplo de que la comida también puede ser poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: